Cara en la Pared

miércoles, 17 de noviembre de 2010

| | |
Veo tu cara en todos los reflejos,
En los charcos, en el lodo, en el mero concreto.
Imagino tus caricias en todos los puertos,
En la brisa, en el césped, en los roces etéreos.
Contemplo tu sonrisa en escondites secretos,
En el sol, en la luna, en el firmamento completo.
Y en las más tristes noches, cuando no concilio el sueño,
Me desvela tu risa, tu cuerpo, lo incierto.

Me ha conquistado la locura, la agonía de ese dejo,
He sucumbido al desquicio, el desperdicio de tanto beso.
Me ha abandonado la cordura, capitana de mi universo,
Me he quedado sin consuelo, hundida entre tanto recuerdo.
Me ha cautivado la duda, sin la intención de fingir lo correcto,
Ha claudicado la esperanza, sobredosis de remedio para seguir viviendo.
Se ha vuelto racional la pasión, lógico el enamoramiento,
Ha perecido el sueño despierto, el anhelo incipiente del "te quiero".

Tu rostro se queda tatuado sin piedad en mi retina,
Tu perfume impregnado en todo mi cuerpo,
En la desazón de un amor que nunca ha sido correspondido,
La mente se congeló en ese instante eterno.
Se rinde agónica la razón a tanto deseo,
Sucumbe ante la paranoia, psicosis sin consuelo,
Me quedo tendida, la mirada fija en silencio,
Veo tu cara en la pared, lo siento.

0 comentarios:

Publicar un comentario