Viejos Recuerdos

martes, 23 de noviembre de 2010

| | |
En sueños de antaño,
Desempolvados de la memoria,
Encuentro un recuerdo borroso,
Del cual aun no distingo algún rostro.

Una callecita angosta,
Desierta y pedregosa,
Un farol iluminando el adoquinado,
Y un perfume de algún amor olvidado.

Una casita humilde,
De ladrillo rojo y un bello aljibe,
En la galería una silla rota,
Donde antes descansaba mi antigua dueña.

El tiempo se la llevo un buen día,
En aquella cicatriz aun reposa mi angustia infinita,
Su hija lloró ese día conmigo,
Me cargó y me llevó a mi nuevo destino.

Una gran familia me esperaba en la puerta,
Recibiendo un nuevo amor que me acariciaba las orejas,
Se me llenaba el alma, se calmaba mi tormenta,
La alegría resonaba con estridencia.

Y aún así en las tardecitas frescas,
Cuando cierro los ojos y sueño rarezas,
Me hallo de nuevo rondando la callecita angosta,
Y encuentro a mi antigua dueña en aquella silla rota.

0 comentarios:

Publicar un comentario