True love is the soul's recognition of its counterpoint in another

jueves, 10 de marzo de 2011

| | |

“El verdadero amor es cuando el alma reconoce a su contrapunto en otro ser”… eso decían en una película medio pelo, una comedia, de la cual no logro recordar el nombre, pero esa frase se me quedó grabada.
El amor encuentra formas muy extrañas de colarse por nuestros poros. Cuando menos lo deseamos o lo esperamos, ahí aparece.
Nunca de formas sencillas, pero uno siempre lo sabe cuando aparece. Lo sabe. Indefinidamente, pero lo sabe.
Incluso conforme pasan los años, incluso cuando no querés saberlo, aún lo sabes. Esa persona siempre está ahí, en el fondo de la mente.
Siempre se sueña con ese amor de película, parte de uno por momentos piensa que nunca lo va a encontrar, o que tal vez solo existe en las novelas. Es increíble cómo la vida gira y da vueltas, nunca sabes cómo puede aparecerse. Uno debe estar agradecido por la ruptura y el dolor, y las lecciones y la pena, y los otros amantes y experiencias. La pasión y la espontaneidad de todo aquello. Cada paso del camino hace de ese amor la más bella creación en la que jamás haya uno participado. No sería tan bueno sin todas esas partes complicadas. No sería tan bueno sin las partes de excesiva ternura.
Y cuando llega, uno debe compartir ese amor con el mundo, así todos conocerán ese amor. Ese amor está ahí afuera esperándoles. Mereciéndoles. Dignos de ustedes. Especialmente y específicamente diseñado para ustedes. Están listos para este amor? Porque él está listo para ustedes.
Hay que pensar en ese amor como el amor que se siente por aquello que más se disfruta. Para mí, en este momento, es escribir y fotografiar.  Mi amor es como mi escritura y mi fotografía: sencillo, embriagador, impulsivo, desestructurado, sentimental, expresivo, irracional… y lleno de esperanza.
To be love and be loved

0 comentarios:

Publicar un comentario