Sentir...

miércoles, 27 de febrero de 2013

| | |

Este blog quedó en el tintero durante un tiempo, ávido de nuevos posts que, en el fulgor de los últimos acontecimientos, se hacían desear…

Algunas manos vinieron al rescate de este empolvado blog y así  llegó la inspiración para el post del día. Y es que es así de simple, una palabra, una pequeña idea, un diminuto ejemplo y todo cobra sentido y comienza a tener una forma…

De algo tan básico, tan simple como los cinco sentidos provienen la mayoría de las grandes sensaciones y recuerdos más vívidos de nuestras vidas. Podemos usar los sentidos de manera intuitiva y mecánica o podemos razonar y analizar el contexto (así no sea concientemente) de lo que estamos captando.

Se tratar de mirar, observar y no tan solo ver.  Escuchar y no tan solo oír. Saborear y no tan solo comer. Oler más allá de respirar. Palpar en vez de solo tocar.

Hacemos asociaciones directas entre lo que captamos y los momentos vividos. Así ,los sentidos comienzan a evocar emociones y el mundo deja de ser sin sabor para ser más dulce y más amargo a la vez.

Es el día de hoy que no puedo dejar de oler los jazmines florecidos, recordando en cada nota de ese aroma a mi abuela, pilar de mis mejores recuerdos de la infancia. 

Aún sigo escuchando a mi mamá cantar sentada a un lado de mi cama cada vez que oigo un tema de María Elena Walsh. 

Muchas veces me encuentro palpándome la cicatriz en mi cuero cabelludo, recordando como mi vida entera pasó por mis ojos durante un instante, me detengo en ella cada vez que me lavo el cabello y por una milésima de segundo se me corta el aire. 

Incluso siendo ya adulta hace largo tiempo, no logro concebir la idea de pasar frente a un puesto de copos de azúcar y no comprarme uno para saborearlo mientras continuo mi paseo, trayendo con cada pedacito que como el recuerdo de mi papá llevándome a la calesita del barrio un domingo por la tarde, sonrisa mediante. 

Y siempre me descubro mirando el anillo que llevo en mi anular izquierdo, al punto de lágrima, pensando que “la vida da recompensa a tanto desamor y dolor vivido”

Nuestros sentidos nos nutren, nos dan vivencias claras del mundo que nos rodea, de sus cambios y sus vaivenes, de su estabilidad y su inconstancia, de su existencia completa y de las nuestras en él. Todo se hace más rico, más consciente cuando en vez de “captar” con nuestros sentidos comenzamos a “sentir” con ellos. Redundantemente,  los sentidos dan “sentido” a nuestro paso por este lado.

A USTEDES, QUÉ LES EVOCAN LOS SENTIDOS?


4 comentarios:

  1. Holaa! me re gustoo tu blog! si querees pasatee por el mio es de belleza! graaciaaas

    http://argentinianbeautyguru.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
  2. uuuu para mi los sentidos son un arma de doble filo jajajaja
    es hermoso lo que escribes majo así que estaré atenta a un nuevo post ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ummmm, gracias, nathy!!!!! =) me llena de emocion lo q dices =)

      Eliminar