Al Reconocerme Todavía Expreso..... ARTE

jueves, 25 de noviembre de 2010

| | | 0 comentarios
Qué es arte? El arte debe ser bello? Quién define qué es arte?
A mi entender, la subjetividad yace en toda su magnificencia en el arte. Es tan claro como el cristal a través del cual se mira y con el ojo que se elige para hacerlo.
La finalidad estética del arte recae entonces en el ojo del observador y no en la intencionalidad del creador.
Sin embargo, creo que el arte es propio y tiene las alas que uno se proponga darle, y es la apreciación de ese arte lo que ya corre por el resto de la humanidad.
Para mí, arte es un modo de expresión, una forma de vida.... una representación de nuestra visión del mundo.
Y así, encontramos belleza en cosas "no tan bellas", cambiando totalmente la perspectiva de la función estética.
Recreamos un mundo a través del arte, el mundo que vemos o el que imaginamos, el que deseamos o aborrecemos.
Nos expresamos de forma sutil, pero arraigada al alma.
Somos arte cuando dejamos fluir nuestra esencia frente al mundo.
Le mostramos lo que captan nuestros sentidos cuando lo alineamos con nuestra alma y le aplicamos nuestra ideología.
Si después el mundo complota contra esa expresión y la desconoce, seremos anónimos e ignorados. Seremos el "arte" propio, el que vale solo para sí.
Si, en vez, la aprecia, la premia y con ella se identifica, seremos reconocidos y admirados. Seremos el "arte" popular y globalizado, el que vale para el resto.

Yo hago "arte" cuando dejo volar mi esencia, cuando desnudo mi alma.... Hago arte en mi fotografía, en mi escritura, en mi artesanía...
Hago MI arte, el que me descarga, me libera, me alegra y me renueva.

Si eso es EL arte... pues, francamente, no me interesa.

Viejos Recuerdos

martes, 23 de noviembre de 2010

| | | 0 comentarios
En sueños de antaño,
Desempolvados de la memoria,
Encuentro un recuerdo borroso,
Del cual aun no distingo algún rostro.

Una callecita angosta,
Desierta y pedregosa,
Un farol iluminando el adoquinado,
Y un perfume de algún amor olvidado.

Una casita humilde,
De ladrillo rojo y un bello aljibe,
En la galería una silla rota,
Donde antes descansaba mi antigua dueña.

El tiempo se la llevo un buen día,
En aquella cicatriz aun reposa mi angustia infinita,
Su hija lloró ese día conmigo,
Me cargó y me llevó a mi nuevo destino.

Una gran familia me esperaba en la puerta,
Recibiendo un nuevo amor que me acariciaba las orejas,
Se me llenaba el alma, se calmaba mi tormenta,
La alegría resonaba con estridencia.

Y aún así en las tardecitas frescas,
Cuando cierro los ojos y sueño rarezas,
Me hallo de nuevo rondando la callecita angosta,
Y encuentro a mi antigua dueña en aquella silla rota.

Cara en la Pared

miércoles, 17 de noviembre de 2010

| | | 0 comentarios
Veo tu cara en todos los reflejos,
En los charcos, en el lodo, en el mero concreto.
Imagino tus caricias en todos los puertos,
En la brisa, en el césped, en los roces etéreos.
Contemplo tu sonrisa en escondites secretos,
En el sol, en la luna, en el firmamento completo.
Y en las más tristes noches, cuando no concilio el sueño,
Me desvela tu risa, tu cuerpo, lo incierto.

Me ha conquistado la locura, la agonía de ese dejo,
He sucumbido al desquicio, el desperdicio de tanto beso.
Me ha abandonado la cordura, capitana de mi universo,
Me he quedado sin consuelo, hundida entre tanto recuerdo.
Me ha cautivado la duda, sin la intención de fingir lo correcto,
Ha claudicado la esperanza, sobredosis de remedio para seguir viviendo.
Se ha vuelto racional la pasión, lógico el enamoramiento,
Ha perecido el sueño despierto, el anhelo incipiente del "te quiero".

Tu rostro se queda tatuado sin piedad en mi retina,
Tu perfume impregnado en todo mi cuerpo,
En la desazón de un amor que nunca ha sido correspondido,
La mente se congeló en ese instante eterno.
Se rinde agónica la razón a tanto deseo,
Sucumbe ante la paranoia, psicosis sin consuelo,
Me quedo tendida, la mirada fija en silencio,
Veo tu cara en la pared, lo siento.