EL PARAISO IMPERFECTO

viernes, 18 de febrero de 2011

| | | 0 comentarios
Cuando era más pequeña soñaba un futuro color de rosa, muy “Susanístico” si se quiere, un perfecto sueño en una perfecta cajita de cristal…
La vida, las experiencias, los tropezones y las caídas rompieron esa cajita en mil pedacitos, que enmendé mil veces…. pero ya no era más perfecta…
Aún así, esa misma vida, experiencias, tropezones y caídas me enseñaron que en esa imperfección, el sueño seguía siendo de cristal!!!!
Puro y transparente cristal, bello en toda su imperfección… Y así, el futuro siguió valiendo la pena.
Entendí la perfección en la imperfección, la coherencia en la incoherencia, la belleza en la rareza… la enormidad en la contradicción…
La vida rara vez se nos presenta como lo planeamos y aún así de una u otra forma nos da lo que necesitamos… aunque muchas veces fallemos en ver las señales…
Añoramos tanto la perfección del sueño que nos olvidamos de vivir lo increíble de la imperfección que nos toca…
Seremos más felices el día que abramos bien los ojos y agradezcamos por todo lo que tenemos, en vez de seguir en la ceguera de maldecir aquello que nos falta…
Seremos más completos cuando reconozcamos la magnificencia de aquello que construimos… tendremos así nuestro pedazo de paraíso imperfecto… y así, nosotros seremos más perfectos… ACTUEMOS!

Acerca de San Valentín y otras yerbas….

viernes, 11 de febrero de 2011

| | | 0 comentarios
14 de Febrero… El Día de San Valentín, el Día de los Enamorados… La verdad que no creo que tenga que haber un día para festejar el amor… pero aún así…
Al amor hay que celebrarlo constantemente, nutrirlo, fortificarlo, darle alas y hacerlo brillar.
Soy una romántica empedernida. Tal vez otros no lo necesiten, pero yo considero que deben existir “gestos”, demostraciones de afecto, que solidifiquen la pareja, que reafirmen el sentimiento.
A muchos les cuesta entender la necesidad de estas “cursilerías”, no precisan de mucho más que el simple saber que la otra persona les ama. En mi caso, cada tanto preciso un “plus” a las palabras y los mimos. Preciso de ese “AHHHH” tierno en forma casi de suspiro frente a algo que no esperamos, un gesto cargado de amor.
En ese sentido, creo que el hecho de tener un día al año como recordatorio de que hay que tener una pequeña demostración de afecto resulta particularmente beneficioso cuando estamos frente a esa clase de parejas en las que uno necesita de gestos y al otro le basta con “saber”… Como es MI caso. Mal que me pese, entiendo que somos diferentes en ese punto y, aunque injusto de mi parte hacia él, muchas veces me cuesta aceptarlo.
Pienso que no es necesario ponerse en grades gastos, ni siquiera tenerlos…. Lo importante es el gesto. No necesariamente tienen que ser inmensos ramos de flores, lujosa joyería ni pomposas cajas de bombones, cualquier actitud es válida: dedicatorias (una canción que sea extremadamente romántica o significativa para ambos por ejemplo); bellas cartas, tarjetas, postales o poemas de amor; pequeñísimos peluches (por ejemplo para hacer saber que se recuerda que es amante de cierto animal); un chocolate (aquel que es su favorito o que tanto ansiaba probar) o llevar para ver juntos esa película que tanto odias pero que esa otra persona siempre quiso compartir con vos… cualquier cosa que demuestre ese amor que sentimos y que a veces fallamos en demostrar.
Curiosamente, nadie sabe bien de dónde surge este día. Se sabe que no es costumbre latina, es una celebración tradicional de países anglosajones que se ha ido implantando en otros países a lo largo del siglo XX. Así llega a nosotros (empedernidos en adoptar tradiciones que nos son ajenas… como desde más recientemente se hizo con Halloween  =S )
Aún así, si queremos dar un marco verdaderamente romántico a una fecha de “enamorados”, tal vez esta historia nos resulte la más interesante…
En la Roma del siglo III, época en la que el cristianismo era perseguido, se prohibía el matrimonio entre los soldados ya que se creía que los hombres solteros rendían más en el campo de batalla que los hombres casados, porque no estaban emocionalmente ligados a sus familias.
Un sacerdote cristiano llamado Valentín, disconforme con tal injusticia, decidió casar a las parejas bajo el ritual cristiano a escondidas de los ojos romanos.
Pronto, Valentín adquirió gran prestigio en toda la ciudad por esto y fue llamado por el emperador Claudio II para conocerle. El sacerdote aprovechó aquella visita para hacer propaganda de la religión cristiana y convencer al emperador para que siga los pasos de Jesús. Aunque en un principio Claudio II se sintió atraído por aquella religión que los mismos romanos perseguían, los soldados y el propio Gobernador de Roma le obligaron a desistir y organizaron una campaña en contra de Valentín. El emperador romano cambió así de opinión y ordenó al gobernador de Roma que procesara al sacerdote.
La misión de condenar al sacerdote la tuvo que llevar a cabo un lugarteniente conocido como Asterius quien, cuando tuvo enfrente al sacerdote,  se burló de la religión cristiana y quiso ponerlo a prueba. Le preguntó si sería capaz de devolver la vista a una de sus hijas que era ciega de nacimiento. El sacerdote aceptó y en nombre del Señor obró el milagro. El lugarteniente y toda su familia se convirtieron al cristianismo pero no pudieron librar a Valentín de su martirio y fue ejecutado un 14 de febrero.
Sin embargo, durante sus días en prisión, su carcelero le pidió que diera clases a su hija Julia. Entre tantas lecciones y horas juntos, Valentín se enamoró de la muchacha. En vísperas de su ejecución, envió una nota de despedida a la chica en la que firmó con las palabras "DE TU VALENTIN". De allí el origen de las cartas de amor y poemas que se envían los enamorados en la actualidad y de la expresión de despedida "FROM YOUR VALENTINE ", típica de los anglosajones.

La historia de San Valentín hubiera quedado ahí si no fuera porque dos siglos más tarde la Iglesia católica la recuperó. La Santa Sede canonizó a San Valentín como patrón de los enamorados.


Sea cual fuese su posición frente a este día, espero les encuentre rodeados de AMOR en cualquiera y en TODAS sus manifestaciones… Es verdaderamente un regalo, una bendición, que debemos aprender a abrazar, absorber y disfrutar con todo nuestro ser, sin limitarnos… ENAMÓRENSE DE LA VIDA!

Discutamos la Discusión...

miércoles, 9 de febrero de 2011

| | | 0 comentarios
Definitivamente no sé discutir! No me gusta hacerlo, creo que a nadie. Si pudiera, lo evitaría a toda costa, como cualquier otra persona sensata. Sin embargo, es muy cierto que muchas veces las discusiones fortalecen los lazos, afianzan las relaciones. Aún así, como a casi todos, preferiría no tenerlas, por más necesarias que a veces parezcan.
Entiendo que a casi nadie le gusta discutir, al menos no cuando la otra persona le interesa real y profundamente. Pero hay quienes lo atraviesan con mayor entereza, con más “profesionalidad”. Es decir, hay quienes logran desenvolverse en las discusiones tal y como las proyectan en sus cabezas…
No es mi caso. A mí las discusiones me dan taquicardias, temblequeo y llanto. Trato de controlarlos, de ocultarlos y que se noten lo menos posible, pero usualmente fallo. Eventualmente, en algún momento de la discusión, salen a flote. Sufro del famoso “se me va de las manos”, pierdo el control de mi ser. Creo que, aunque trato de ocultarlo incesantemente, soy demasiado sentimental.
La cabeza es mi mayor enemiga, me tortura por momentos. Me cuesta palear lo que genera. Y aunque no lo demuestre, en cuestiones “sociales” sufro y estoy condenada a una extrema inseguridad.
Lo curioso es que, muy a pesar de eso, muy por sobre mis excesivos miedos de herir a la otra persona, e incluso perderla para siempre, no puedo evitar que otra característica marcada de mi personalidad salga siempre a flote: la sinceridad.
Hablamos de una sinceridad desbordante, la  conocida como “honestidad bruta”. Lo siento, no puedo evitarlo, se me cuela por los poros. Admito y quiero creer que por dura que soy, también soy muy diplomática (dícese eso de todos los nacidos bajo el signo de LIBRA) y, aunque a veces falle, trato de manejar mis palabras, explicar mis motivos, de manera tal que el efecto sea  tal vez contundente, pero lo más adecuado dadas las circunstancias.
No siempre funciona, pero en la vida rara vez las cosas salen exactamente como uno las planea, las anticipa en su cabeza.
No sé bien por qué empecé con este tema, supongo que porque habla acerca de mi esencia. De alguna manera inicie este blog para expresar todo aquello que sintiese y de esa manera mostrar un poco lo que soy, desnudar mi alma. Como dijo Georg Hegel: “FELIZ AQUEL QUE SUPO AJUSTAR SU EXISTENCIA A SU CARÁCTER PECULIAR, A SU VOLUNTAD Y A SU ARBITRIO, DE FORMA QUE LE ES POSIBLE DISFRUTAR DE SU EXISTENCIA”.
Les deseo una buena vida…  Que las discusiones solo sirvan para desenmarañar más plenamente cómo ser más felices.

TRUTH BE TOLD.... LOOKING FOR A STAIRWAY TO HEAVEN

miércoles, 2 de febrero de 2011

| | | 0 comentarios
Hoy lloré… A veces pasa…. Bastante seguido diría… La gente dice que soy demasiado emocional, una sentimentalista extremista… A veces lloro por mí, por mi vida, mis cosas, mis incertidumbres, mis calvarios, mis alegrías, mis tristezas… Hoy NO! Hoy lloré por ella… A veces pasa…
La vida no es justa simplemente. Hay gente que tiene tanto para dar, tanto potencial, y aún así no es valorada, aún así fracasa, aún así sufre.
No me gusta ver a mi amiga así. No está bien que sufra por algo que no vale la pena. Me molesta no tener consuelo para ella, me odio por no poder brindarle una solución a lo que le aqueja.
La vida puede ser cruel. Y nos arremete mil veces con la misma condena. Me pregunto por qué a algunos les es tan fácil, tan sencillo, hallar lo que desean, y a otros se nos complica tanto. Las mujeres buscamos a nuestro “PRINCE CHARMING” y olvidamos frecuentemente que el príncipe azul destiñe en el primer lavado!!!
Creemos haber encontrado a nuestro par, a nuestra media naranja… y ZAZ! Algo nos quita esa esperanza de cuajo y nos preguntamos: Por qué otra vez a mí? Por qué al resto se les da tan fácil y a mí no?
Con crudeza a veces nos planteamos la conducta repetitiva de elegir mal nuestros candidatos. Tratamos de revertir la tendencia incesantemente. Y ZAZ! Ocurre de nuevo, de vuelta elegimos mal.
Por qué? Por qué alguien que es tan adecuado falla tan asiduamente en encontrar compañero de ruta?
Y ya no hablamos de eternos. La eternidad… bueno… la eternidad ya suena hasta utópica luego de tanto fracaso. Tan solo hablamos de alguien con cuentas claras, sin secretos turbios ni manejos oscuros. Suena difícil en los tiempos que vivimos, pero “no hay que darse por vencido ni aún vencido.”
Arremetemos y lo intentamos una y mil veces, convecidas de que “alguna vez me va a salir bien”. Y muy a pesar de la dureza y la dificultad de atravesar tantos “desamores”, nos levantamos y lo intentamos incesantemente.
Es ahí cuando me duele, me duele oír que ella esté bajando los brazos, que entre lágrimas profundas y heridas de guerra plantee “que ya no quiero volverlo a intentar”, que ya no más, que el dolor del desengaño ya no le permite cerrar más esas heridas, que ya no sabe cómo confiar, que el amor se tornó demasiado cruel.
Y es que el amor es la más dulce y cruel contradicción, porque es aquello que más nos llena, más nos alegra… y aún así es también lo que más nos lastima, más nos duele.
Pero suele pesar más lo bueno a lo malo en el amor. Por eso me entristece oír que para ella eso simplemente “ya no es más así”.
Sé fuerte, amiga mía, yo entiendo que en momentos así cuesta ver la luz al final del túnel, pero detrás de la tormenta siempre sale el sol, y aunque suene cursi y trillado, no deja de ser una gran verdad.  Esa persona por la que hoy lloras no te merece y nunca lo va a hacer. Porque te mereces que te amen con la misma magnitud con que vos amas y que se entreguen con la misma convicción con que vos lo haces, sino NO VALE LA PENA!
Sé fuerte, amiga mía, confía en mí: el amor abrió esa nueva herida  y estoy segura de que también va a ser el amor el que la haga sanar. ALGUNA VEZ VA A SALIRTE BIEN Y AHÍ TODO ESTO VA A HABER VALIDO LA PENA…. TE AMO!  =)